En un principio esta unidad nace de la iniciativa del Prof. Argenis Marquina el cual comenta entre sus compañeros, colegas y estudiantes la idea maravillosa de tener dentro de nuestra universidad un área específica que sirviera como estrategia y herramienta pedagógica para la enseñanza de materias tales como: Geomorfología, Geografía de la Población, Geografía de Venezuela, Cartografía, Climatología, Ecología, Ambiente, y todas las relacionadas a la ciencia de la tierra e incluso algunas áreas de la historia donde se vinculan con las antes mencionadas.


En sus inicios presta apoyo directo al programa ciencias de la educación específicamente al subprograma geografía e historia, sin ser una condición de estrecha vinculación al mismo, puesto que dicha iniciativa fue creada para la universidad y no para un programa específico, prueba fehaciente de ello es que a partir del año 2.007 con la aprobación de la carrera Ingeniería De Petróleo, se incorpora a la unidad, las áreas del conocimiento Geología Física, Geología Petrolera e Hidrogeología conjuntamente con 2 profesores más: el Prof. Edgar Eduardo Pérez, quien va a tener la responsabilidad de administrar todo el material documental de la unidad, y el Prof. Franklin Bardoth Vergara Orozco, quien funge como asistente de investigación del Prof. Argenis Marquina, siendo éstos el personal íntimo de dicha unidad.


El Aula Ambiente de Geografía posee a sus servicios personas de vital importancia como fue en sus inicios, y en la prosecución de sus objetivos, los cuales valen la pena mencionar: Dr. Cristian Casabogne Meger Megor, científico francés autor de infinidad de texto, especialmente del libro de Ciencias de la Tierra con el cual fueron formadas las generaciones de los año 80 en su formación de estudios diversificados, colaborador máximo en el área de geología y epónimo de la colección y muestra litográfica que reposan hoy tanto en el laboratorio de geología como en el Aula Ambiente de Geografía.

El Aula Ambiente de Geografía también cuenta con un planetario, que fue inaugurado el 30 de abril del 2009, siendo éste una herramienta educativa que pone en contacto al estudiante con la ciencia astronómica. La importancia de los planetarios radica en que son un centro científico-cultural, de divulgación y de enseñanza, con alto componente de esparcimiento y con gran impacto en el turismo de una comunidad. Por ser una herramienta didáctica ayuda en la enseñanza de la astronomía, la astrofísica, las ciencias espaciales y de todas las demás ciencias; transmitiendo los conocimientos de la manera más sencilla y si se quiere, entretenida. Tiene un alto valor educativo que cubre todos los niveles del sistema educativo venezolano. Es un complemento del proceso educativo y formativo.